Logo PS sin fondo_edited.png

¡bienvenido al centro ps psicología!

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

ESTÁS HACIENDO UN GRAN ESFUERZO, PERO QUIZÁ AÚN NO HAS DADO CON LA SOLUCIÓN QUE A TI TE SIRVE:

Hoyo.PNG

Un hombre iba por el campo, llevando una venda en los ojos y una pequeña bolsa de herramientas. Se le había dicho que su tarea consistía en correr por ese campo con los ojos vendados. Lo que el hombre no sabía es que aquel campo estaba repleto de hoyos, unos más pequeños y poco profundos y otros más grandes y muy profundos. Así que empezó a correr por el campo. En alguna ocasión tropezó con algún pequeño hoyo del que consiguió salir sin problema (aunque alguno le costó más que otro).

Más tarde, cayó en uno de esos grandes agujeros. Empezó a palpar las paredes del hoyo y se dio cuenta de que no podía saltar fuera y de que tampoco había otras vías de escape. Abrió la bolsa de herramientas que llevaba, para ver si había algo que le pudiese ayudar a salir del hoyo y encontró una pala. Empezó a cavar con ella y pronto se dio cuenta de que no conseguía salir. Intentó cavar más y más y más rápido, pero seguía en el hoyo. Lo intentó de todas las formas que supo, con grandes y pequeñas paladas, arrojando lejos y cerca la tierra... pero continuaba en el agujero. Estaba haciendo un gran esfuerzo y un gran trabajo, y lo único que conseguía es que el hoyo se hiciese cada vez más y más profundo. Entonces, se dio cuenta de que cavar no era la solución, al contrario, cavando es como se hacen los hoyos más grandes.

 

Empezó a pensar que quizás todo el plan que tenía estaba equivocado, ya que cavando no podía conseguir una escapatoria, lo único que hacía era hundirse más.

*Adaptación de la Metáfora del Hombre en el Hoyo: Terapia de Aceptación y Compromiso (Wilson, K. G., & Soriano, M. C.L., 2014)

Cómo podemos ayudarte

Estar aquí es el primer paso a dar para empezar a conocerte, superar barreras y llegar a donde quieres. 

 

Ya sabemos qué es lo que no te ha estado funcionando, ahora toca buscar qué herramientas y estrategias de verdad pueden funcionarte en concreto a ti y con tus circunstancias.

Terapia individual para Adultos

Terapia Infanto-juvenil

Terapia Familiar

Terapia de Pareja

¡Conoce más sobre lo que hacemos en el apartado de servicios!

RESIGNARNOS ANTE NUESTRAS EMOCIONES NO ES LO MISMO QUE ACEPTARLAS:

Ola.PNG

Darnos la posibilidad de observar las olas desde el paseo, las grandes y las pequeñas, las amenazantes o las que no asustan, es justo lo contrario a luchar o soportar los pensamientos o sensaciones. Intentar luchar contra éstos sería como bajar a la playa y tratar de controlar el curso de las olas, sería intentar hacer algo por interrumpir el curso natural, estaríamos intentando eliminarlas sujetándolas o rompiéndolas. 

 

Implicarse en estas acciones sería como estar en el corazón de la ola, es peligroso, la ola envuelve, y desde ahí no podemos ver nada. Sin embargo, dando el espacio preciso y sin intentar controlarlas, todas las olas entran en la playa y terminan por deshacerse solas mientras uno se ocupa, por ejemplo, de construir las cosas importantes para uno en su vida.

 

*Adaptación de la Metáfora de Las Olas en la Playa: Terapia de Aceptación y Compromiso (Wilson, K. G., & Soriano, M. C.L., 2014)

Imagina que dispones de una gran playa de arena en la que las olas del mar acaban rompiendo paulatina y mesuradamente unas tras otras. Tengan la altura o fuerza que tengan, siempre acaban deshaciéndose como si nunca hubieran sido tan enormes. Para ello sólo hay que estar dispuesto a tener una gran playa que acoja todas las olas mientras uno no trata de controlarlas, sino que “ve las olas como si estuviera en un paseo marítimo” y, a pesar de ellas, se implica en lo que le importa en la vida. 

OPINIONES

Patricia es una gran profesional, trató a mi hijo y a mí. A mí me ayudó mucho, aún sigo sus consejos a diario, me ayudan a relajarme y a recordar lo valiosa que soy como persona y madre
- Isabel
Opinión en Doctoralia