¿CÓMO NOS ESTÁ AFECTANDO PSICOLÓGICAMENTE EL COVID-19?

Hace casi un año que empezó nuestra andadura en la pandemia mundial provocada por el COVID-19. Desde entonces, en mayo de 2020, el Consejo General de la Psicología de España estimaba que más de diez millones de españoles se encontraban en riesgo de presentar problemas psicológicos derivados de la pandemia de COVID-19 que pueden precisar terapia. A día de hoy son numerosos los estudios dedicados a investigar el impacto psicológico que se está produciendo a causa del COVID y del confinamiento tanto en adultos, niños como en trabajadores sanitarios que han vivido esta pandemia en primera línea.

 

impacto del covid-19 en adultos

Cara.png

El COVID-19 ha tenido una gran repercusión a nivel psicológico. Aquellos adultos que necesitaban acudir a salud mental vieron como se frenaban sus procesos terapéuticos, lo que agravó la sintomatología en adultos, como depresión o consumo de drogas.

 

El primer estudio global sobre el impacto psicológico del COVID-19 en la salud de los trabajadores realizado por Affor determinó que el 41,99% de la población española encuestada presentaba síntomas de ansiedad (según TST) y el 27,73% sienten que su salud ha empeorado en las últimas semanas. Como sintomatología habitual y frecuente en la población encontramos: dolores de cabeza, alteraciones del sueño, nerviosismo, irritabilidad o tensión, sensación de ahogo sin esfuerzo físico, pérdida de sueño por preocupación, sentirse agobiado y en tensión... El 67,58% de la población encuestada requería valoración detallada por posible ansiedad y depresión.

impacto del covid-19 en niños

En cuanto a la población infantil, se estima que los más jóvenes han incrementado el uso de videojuegos, el consumo de alimentos hipercalóricos y ha descendido notablemente la realización de ejercicio físico. 

 

Esta situación de confinamiento afectó tanto a la conducta de los más pequeños, como a los problemas de sueño y el bienestar emocional. Además, la interrupción de las clases y el contacto con el exterior fueron otras variables que influyeron en que se observase en niños un mayor nivel de enfado e irritabilidad.

 

Se ha observado que el ejercicio físico fue una de las variables facilitadoras de la adaptación de niños a la situación de aislamiento.

Niños.PNG
 
 

impacto del covid-19 en sanitarios

PHOTO-2021-03-08-12-56-38_edited.jpg

En la población sanitaria se han observado importantes impactos psicológicos. Especialmente entre mujeres, enfermeras de mayor edad. 

 

Diversos estudios coinciden en que existen cuatro síntomas clínicos predominantes en esta población: ansiedad, estrés, depresión e insomnio. Siendo la ansiedad aquella que presenta un mayor impacto.

 

No cabe duda de que la población sanitaria es la que mayor impacto psicológico ha sufrido y, por ello, se determina como necesaria la detección e intervención en esta población para prevenir problemas mayores a medio-largo plazo.

 

impacto psicológico del confinamiento

Rejas.png

Durante el confinamiento lo que más ha afectado al bienestar físico y psicológico ha sido la pérdida de hábitos y rutinas y el estrés psicosocial. Esta situación, además, nos ha expuesto a distintas fuentes de estrés: miedo al contagio, frustración y aburrimiento, no poder cubrir necesidades básicas o no disponer de la información adecuada y las pautas de actuación claras son variables que han contribuido a que la situación nos afecte más psicológicamente. 

 

De acuerdo con estudios anteriores a la pandemia, se estima que la población que ha vivido una cuarentena durante enfermedades pandémicas es más propensa a sufrir trastorno de estrés agudo y de adaptación y dolor, teniendo el 30% de esta población criterios para el diagnóstico de trastorno de estrés postraumático.

 

En general, se han observado sentimientos de irritabilidad y enfado, en especial en poblaciones jóvenes, mujeres y en aquellos que tienen o han sido diagnosticados de COVID-19.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Balluerka Lasa, M. N., Gómez Benito, J., Hidalgo Montesinos, M. D., Gorostiaga Manterola, M. A., Espada Sánchez, J. P., Padilla García, J. L., & Santed Germán, M. Á. (2020). Las consecuencias psicológicas de la COVID-19 y el confinamiento. Informe de investigación.

 

Erades, N., & Sabuco, A. M. (2020). Impacto psicológico del confinamiento por la COVID-19 en niños españoles: un estudio transversal. Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes, 7(3), 27-34.

 

Espinosa, K. R. C., Bolzoni, M. B., & Martín, D. B. (2020). El impacto en la salud mental de los profesionales sanitarios durante la COVID-19. Revista de enfermería y salud mental, (16), 17-25.

 

Orgilés, M., Morales, A., Delvecchio, E., Mazzeschi, C., & Espada, J. P. (2020). Immediate psychological effects of the COVID-19 quarantine in youth from Italy and Spain. Frontiers in psychology, 11, 2986.

 

Santamaría, M. D., Ozamiz-Etxebarria, N., Rodríguez, I. R., Alboniga-Mayor, J. J., & Gorrotxategi, M. P. (2020). Impacto psicológico de la COVID-19 en una muestra de profesionales sanitarios españoles. Revista de Psiquiatría y Salud Mental.

 

Sprang, G., & Silman, M. (2013). Posttraumatic stress disorder in parents and youth after health-related disasters. Disaster medicine and public health preparedness, 7(1), 105-110.