¿Cómo te tratas a ti mismo?

Actualizado: 18 nov


En la vida en general, hablamos mucho sobre las relaciones con los demás. Relaciones familiares, de amistad, de pareja, de trabajo… En terapia, además, ponemos el foco en otra relación: la que mantienes contigo mismo. Hoy, desde aquí, también vamos a centrarnos en este vínculo interno, de ti contigo.




¿Cómo te tratas a ti mismo?


Para empezar, me gustaría preguntarte ¿Cómo te tratas a ti mismo? ¿Te tratas a ti como tratas a un amigo? Estas son preguntas que nos pueden hacer reflexionar, a ti, a mí, y a todos, sobre cómo es nuestra relación individual, por dentro. Tómate unos segundos para responderte.


Durante nuestra vida, es frecuente que nos hayan transmitido la importancia de tratar bien a los demás. La importancia de la empatía, el respeto y la amabilidad. En definitiva, el valor de la compasión. Frases como “tienes que pedir perdón”, “no se habla mal a los demás” y “sé amable”, han formado parte de nuestra educación. Esto es maravilloso, y nos permite construir relaciones saludables.


Sin embargo, ¿nos han enseñado a ser compasivos con nosotros mismos? Frases como “perdónate cuando falles” y “sé amable contigo mismo”, se han escuchado mucho menos. Por tanto, no es de extrañar que muchas personas traten bien a los demás, pero tengan mayor dificultad en tratarse bien a ellas mismas.


De esta manera, puede que una persona valore los logros de los demás, pero no los suyos propios. Tal vez escuche con cariño cómo se siente su amigo cuando está mal, pero no se preste atención a sí misma cuando lo necesita. Quizás pida perdón y perdone a otras personas, pero que no lo haga consigo misma cuando se falla. Puede entonces que esa persona tenga compasión, pero no autocompasión.



¿Qué es la autocompasión?


Pero ¿qué es la autocompasión? La autocompasión se basa en tratarse a uno mismo de forma comprensiva y bondadosa. Es entender que las personas somos imperfectas, que sufrimos y que, aun así, somos dignas de amor. Es tratarnos como trataríamos a cualquier persona por la que sentimos cariño y respeto de forma incondicional.


Dentro de la autocompasión, Kristin Neff distingue tres componentes fundamentales:


  • El mindfulness o atención plena a nuestras emociones.

Lo primero imprescindible para poder tratarnos con compasión, es darnos cuenta de lo que estamos sintiendo. Es decir, conectar con nuestro presente, mirar hacia adentro y ver nuestras emociones y nuestro sufrimiento con curiosidad. Se trata de identificar sin juzgar.


  • La humanidad compartida.

Lo segundo, es entender que ese sufrimiento que estamos sintiendo, es parte de la vida. Es comprender y aceptar que todas las personas sentimos malestar en ciertos momentos. Se trata de sentirnos a nosotros, y a nuestras emociones, como parte de la humanidad y del universo.


  • La bondad ajustada.

Lo tercero, es darnos cuenta de que somos dignos de amor, aun siendo imperfectos. Es considerarnos merecedores de respeto y afecto por el simple hecho de ser. Es desearnos lo mejor, abrazarnos y hacernos sentir reconfortados en la medida de lo posible.


La autocompasión es clave para tener una buena relación con nosotros mismos. Esta relación es fundamental, puesto que somos los que nos acompañamos cada segundo de nuestra vida. Revisemos entonces la forma en la que nos tratamos, y procuremos mejorarla si es necesario. Para ello,

  1. Parémonos a observar nuestra propia relación, nuestro diálogo interno.

  2. Preguntémonos si eso que estamos haciendo con nosotros lo haríamos con alguien a quien apreciamos.

  3. Procuremos darnos el afecto que le daríamos a esa persona a la que queremos.



¿Quieres trabajar tu relación contigo?


Y ahora, después de todo lo que has leído… volvamos ahora a la primera pregunta. ¿Cómo te tratas a ti mismo?, ¿quieres trabajar tu relación contigo?


Si sientes que hay algo que mejorar, te animo a ponerte manos a la obra. Sin duda, es un esfuerzo que merecerá la pena si el destino es convertirse en un gran apoyo para ti mismo.

Por otra parte, si quieres o necesitas ayuda para mejorar tu autocompasión, estaremos encantados de acompañarte.


105 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo