Buscar

INTELIGENCIA EMOCIONAL: ¿ESO QUÉ ES?




La Inteligencia Emocional empieza a ganar importancia cuando desde la Psicología se cambia el foco hacia considerar que las emociones que sentimos juegan un papel relevante en nuestro comportamiento y en nuestros pensamientos y que nos pueden ayudar a comprender cómo somos.


Lo podemos definir por lo tanto como la capacidad de gestionar de forma efectiva y adaptativa nuestras emociones, pero también sobre las interpretaciones emocionales de los demás.


¿Y qué quiere decir esto exactamente? Pues bien, antes la inteligencia se centralizaba en el nivel de éxito alcanzado por una persona en el desempeño académico o profesional. Pero sin ser del todo incorrecto, seguro que has pensado que no solo eso es lo importante y esta teoría nos ofrece una perspectiva más bien incompleta.


Pongamos de ejemplo a Luis. Luis es un empresario de éxito altamente reconocido por sus compañeros y muy bien valorado en su empresa. Resulta que Luis hoy se ha quedado dormido, no le da tiempo a hacer su ritual matutino diario, en la carretera se encuentra mucho tráfico y cuando por fin llega a la oficina lo hace malhumorado, nervioso e irritable. Entra sin saludar a sus compañeros para ponerse a trabajar lo antes posible porque tiene muchísimo trabajo pero cuando van a comentarle una cosa, responde enfadado y de mala manera. Luis, por muy brillante en lo profesional que pueda ser, se ha dejado arrastrar por sus emociones sin valorar qué estaba sintiendo, por qué se sentía así y qué podía hacer para ponerle remedio por lo que Luis nos muestra una baja inteligencia emocional.



Las emociones juegan un papel fundamental en nuestro día a día.


Ya sean emociones agradables o desagradables, todas tienen un mensaje importante para nosotros que debemos saber interpretar para poder hacer una gestión efectiva de las mismas, pues gran parte de nuestras decisiones son influenciadas en mayor o menor grado por las emociones.



Aunque este término lo popularizó Daniel Goleman a raíz de un libro que escribió, bien es cierto que es un concepto desarrollado por los psicólogos Peter Salovey y John Mayer.


El principal divulgador de la Inteligencia Emocional recoge en el libro que escribió bajo el mismo título los principales elementos que lo componen.


1. Autoconsciencia emocional

Este concepto hace referencia al autoconocimiento a nivel emocional que tiene la persona. Es decir, la capacidad para entender lo que sentimos y de estar siempre conectados a nuestros valores.


2. Autorregulación

Hace referencia al autocontrol emocional que nos permite reflexionar y dominar nuestros sentimientos o emociones, para no dejarnos llevar por ellos ciegamente.


3. Automotivación

Se centra en la habilidad para orientarnos hacia los objetivos que nos hemos propuesto. Ser capaces de recuperarnos de los contratiempos y focalizar todos nuestros recursos personales en esa meta que queremos conseguir.


4. Empatía

El reconocimiento de las emociones de los demás es un punto importante para el establecimiento de las relaciones interpersonales pues se fundamentan en la correcta interpretación de las señales que los demás expresan de forma inconsciente, y que a menudo emiten de forma no verbal.


Es especialmente relevante ya que reconocer las emociones y los sentimientos de los demás es el primer paso para comprender e identificarnos con las personas que los expresan.


5. Habilidades sociales

Las relaciones con los demás se centran en saber comunicarse con efectividad y de modo asertivo. Una buena relación con los demás es una fuente de bienestar personal y esto pasa por saber tratar y comunicarse con aquellas personas que nos resultan simpáticas pero también con personas a las que consideramos más distantes.



¡La inteligencia emocional se puede aprender!


Daniel Goleman asegura que la inteligencia emocional responde a esa plasticidad cerebral donde cualquier estímulo, práctica continuada y aprendizaje sistemático crea cambios, construye conexiones y nuevas áreas donde ser mucho más competentes en cada una de las áreas antes comentadas.



Así que ¿a qué esperas para ser una persona con una alta inteligencia emocional?



“En un mundo tan cambiante, encontraos que la flexibilidad y la posibilidad de adaptarse al cambio son más importantes que la experiencia.” - Daniel Goleman.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo